Dispositivos pequeños pero muy eficaces: las barras niveladoras de los frigoríficos empotrados Liebherr aseguran una alineación óptima, de manera que la puerta siempre cierre perfectamente. Los alimentos pueden ser almacenados con total seguridad a la vez que se optimiza la eficiencia energética año tras año. Y, por supuesto, evitan sacudidas y tambaleos en su interior.

Los frigoríficos empotrados Liebherr permiten una sencilla instalación para que tu cocina presente un aspecto inmejorable, algo que, como fabricante de primera categoría, garantizamos a nuestros clientes. Los aparatos empotrados de Liebherr disponen de 4 puntos de anclaje que quedan discretamente ocultos: los frontales de los aparatos empotrados se atornillan firmemente a los muebles de la cocina en su parte superior izquierda, superior derecha, inferior izquierda e inferior derecha para proporcionar una excelente fijación. Sus patas regulables en altura evitan que los aparatos queden “suspendidos en el aire” y proporcionan estabilidad adicional y una impecable alineación. Además del sistema de anclaje de 4 puntos, unos topes insertados para regular la profundidad garantizan una óptima alineación y posicionamiento dentro del espacio de la estructura de la cocina. Y, además de todo lo anterior, otro pequeño dispositivo permite garantizar su perfecta integración: las barras niveladoras.

Lo cierto es que la calidad de la estructura de madera de la cocina puede afectar la instalación del frigorífico Liebherr, por desgracia, no ocurre lo contrario, y es aquí donde realizan su función las barras niveladoras. Estas barras también contribuyen al perfecto posicionamiento de tu frigorífico Liebherr, de manera que la puerta siempre cierre perfectamente y que el rendimiento alcanzado en lo que respecta a la refrigeración sea siempre óptimo, incluso a largo plazo. Con los años, es posible que los muebles de madera (aglomerado) de la cocina se deterioren a causa de la humedad. Esto puede provocar que el frigorífico “se caiga” o “se levante”, lo cual puede dar lugar a que la puerta ya no cierre correctamente, y esto reducirá su eficiencia o hará que se forme hielo en su interior. Las barras niveladoras, que se colocan bajo el aparato durante su instalación inicial, se utilizan para compensar cualquier desnivel entre el aparato y el suelo. Así, los aparatos Liebherr de mayor altura, diseñados para huecos de 140 cm o más, disponen de dos barras niveladoras a la izquierda y a la derecha de la base. Las barras niveladoras pueden pedirse como accesorios para aparatos de menor tamaño.

Para ver cómo instalar y utilizar correctamente las barras niveladoras, haz clic aquí para ver nuestro vídeo.
Puede verse una explicación detallada del proceso de instalación del minuto 5:46 en adelante.

Como puedes ver, los diseñadores de Liebherr siempre están anticipándose y teniendo en cuenta cada detalle, todo para que tú puedas disfrutar de tu refrigerador durante muchos años, con total comodidad, y gracias en parte a las barras niveladoras, esos dispositivos pequeños, pero realmente eficaces.

Si tienes alguna pregunta sobre las barras niveladoras, no dudes en escribirnos. Utiliza la función de comentarios que aparece debajo de este “post” o inicia/comparte una conversación con nosotros a través de Facebook.

 

// Imprimir