hot-meal-fridge

Hay tres respuestas a esta pregunta: ¡sí, no y a veces! Lee nuestra publicación para descubrir los motivos a favor y en contra.

Diferentes opiniones sobre cómo tratar la comida caliente

 En lo que respecta a la cuestión de si puede o no poner comida caliente en un frigorífico, las opiniones son diversas según el lugar donde vivas.

En EE. UU., las personas tienden a estar influenciadas por la preocupación primordial de que los microorganismos y las bacterias se pueden infiltrar fácilmente en los alimentos y dañarlos si no se enfrían rápidamente en un frigorífico; por otro lado, en Europa, las personas se preocupan más por el efecto que tiene la comida caliente en la nevera: una nevera consume más energía si se almacenan alimentos calientes, por lo que la mayoría de los europeos ponen comida en la nevera una vez que se haya enfriado adecuadamente.

Comida caliente: las consecuencias

Está claro que las personas tienen razón en ambos puntos de vista y, en realidad, estos enfoques no son totalmente incompatibles. Sin duda, los alimentos se echan a perder más rápidamente si se almacenan durante un período prolongado en un ambiente cálido, sin enfriarse. Esta es precisamente la razón por la que se inventaron los frigoríficos: para prolongar la vida útil enfriando rápidamente los alimentos y almacenándolos a una baja temperatura. También está claro que cualquier frigorífico tiene que trabajar y consumir mucho más para preservar el “nivel de frio” interior si alguien coloca un cuenco de sopa caliente en él. Y, por supuesto, cuanto más caliente es la comida y mayor es la cantidad, más tiempo necesita un frigorífico para recuperar la temperatura original. También se debe tener en cuenta el hecho de que otros alimentos almacenados en el frigorífico estarán expuestos a temperaturas más altas con la introducción de alimentos calientes, lo que podría acortar su vida útil. Además, la comida caliente crea condensación dentro de la nevera, que se deposita en la pared trasera y provoca la formación de hielo.

Entonces, ¿qué es lo mejor que puedes hacer?

 

Ten en cuenta lo siguiente cuando coloques alimentos calientes en un frigorífico:

  • Deja que la comida caliente se enfríe a temperatura ambiente primero.
  • Si es posible, cambia la comida caliente a recipientes pequeños para que se enfríe más rápido.
  • Si colocas alimentos calientes en el frigorífico, guárdalos en un recipiente sellado con una tapa, esto reduce la condensación en el interior y por lo tanto la formación de hielo.
  • Un baño de agua fría es una manera efectiva de enfriar la comida caliente.
  • Almacena correctamente y no sobrecargues el frigorífico para asegurar una buena circulación de aire, lo que permite que la comida se refrigere de manera óptima.

Si te ha gustado esta publicación y quieres seguir descubriendo consejos para el cuidado de los tuyos, síguenos en nuestras redes sociales o suscríbete a nuestra newsletter.

// Print