Con los frigoríficos Liebherr equipados con IceMaker dispondrás siempre de cubitos de hielo de manera automática para que puedas disfrutar de refrescantes bebidas con hielo en cualquier momento. Pero ¿qué tipo de tecnología es la que te permite disfrutar de tus bebidas «on the rocks»?

Seguro que te puedes imaginar la siguiente situación. Es un caluroso día de verano y estás sentado en el jardín, o en la terraza, con un refrescante vaso de zumo o un refresco, cuando decides ir más allá y añadirle un pequeño extra… ¡unos cuantos cubitos de hielo! Y te permites gozar de ese momento en que el hielo cae en tu bebida… crujiendo suavemente, antes de comenzar a disolverse muy despacio… ¡La felicidad total! Es justo lo que necesitabas y además es uno de los alicientes del verano: las bebidas deben servirse, sin lugar a dudas, con cubitos de hielo. Pero ¿cómo crea Liebherr sus cubitos de hielo? ¿Qué tecnología se encierra detrás de este proceso y cómo conseguimos esos cubitos de hielo tan perfectos?

Geometría de un cubito de hielo

En primer lugar, por supuesto, el agua debe cambiar su estado físico de líquido a sólido para crear hielo o cubitos de hielo. En los aparatos Liebherr, los cubitos de hielo se hacen con unos 9 ml de agua, lo que corresponde a un peso de 9 gramos cada uno. Antes de que el agua se transforme en hielo primero debe ser introducida en el aparato, y ésto se realiza de dos maneras: o el aparato cuenta con una toma de agua conectada a la red de suministro, o dispone de un depósito de agua. Trataremos ese tema un poco más adelante, pero primero vamos a centrarnos en cómo se fabrican los cubitos de hielo. La bandeja de plástico para cubitos de hielo se rellena automáticamente con agua a través del sistema electrónico de los dispositivos IceMaker y IceCenter. Dependiendo del tipo de suministro de agua, una bomba (depósito de agua) o una válvula solenoide (conexión a la red de suministro de agua) se activa durante un periodo de tiempo específico para su llenado.

Un sensor debajo de la bandeja de los cubitos de hielo detecta cuando el agua está lo suficientemente congelada y en ese momento inicia el proceso de expulsión automática de los cubitos de hielo. Para ello, se hace girar la bandeja de los cubitos de hielo y, al llegar a un cierto «ángulo de giro», la parte posterior de la bandeja se detiene, mientras que la parte delantera continúa girando 20° más provocando el desprendimiento de los cubitos: esto es similar al proceso manual de torcer la bandeja para que los cubitos puedan salir. Y de este proceso se deriva el nombre de TwistTray. A diferencia de los modelos de otros fabricantes, nuestros cubitos de hielo no se descongelan ligeramente para facilitar su extracción, lo que provoca que se queden pegados formando bloques en el compartimento de almacenamiento, y es por esta razón por lo que los cubitos de hielo de Liebherr presentan esa forma tan irresistiblemente atractiva.

Frigorífico con IceMaker: ¿conexión a la red de agua o con depósito?

Disponible con depósito de agua o con conexión a la red: frigoríficos Liebherr con IceMaker

Como ya se ha mencionado anteriormente, al elegir un frigorífico Liebherr con IceMaker se puede optar por uno con conexión a la red de agua o con depósito de agua. La principal diferencia es que en el segundo caso tienes que rellenar el depósito con agua de vez en cuando, pero el depósito de agua de 1,2 litros proporciona una solución innovadora si la calidad del agua es baja o si no hay agua en el depósito. Puede retirarse fácilmente para su llenado. El IceMaker con conexión para el agua proporcionará un suministro continuo de cubitos de hielo de alta calidad en cualquier ocasión. Dependiendo del modelo, el IceMaker produce hasta 0,8 kg/24 h en los aparatos empotrados con una anchura de 60 cm y 1,0 kg/24 h en aparatos con una anchura de 75 cm. Todos los modelos con conexión para el agua cuentan con un compartimento para los cubitos de hielo con una capacidad de 1,5 kilogramos. Los aparatos con conexión para el agua incluyen en su equipamiento estándar un conducto de alta calidad de ¾» y 1,50 m, y si es necesario, se puede solicitar al equipo de servicio al cliente de Liebherr un conducto reforzado y flexible de 3,0 m.

Los siguientes frigoríficos Liebherr disponen de IceMaker con conexión para el agua:

  • CBNPes 5167
  • CBNPes 3967
  • SBSes 7165
  • SBSes 7353
  • CBNes 6256
  • SBS 70I4
  • ICBN 3366
  • ECBN 5066

En los siguientes aparatos, el agua se suministra desde un depósito de agua:

  • CBNPes 3976
  • ICN 3366
  • CNesf 5123

Por cierto, Liebherr produce sistemas automáticos para la fabricación de cubitos de hielo desde 2003. Los frigoríficos con IceMaker fabrican cubitos de hielo casi cónicos por la sencilla razón de que con esta forma resulta más fácil desprenderlos de la bandeja una vez congelados. 10 cubitos de hielo o «conos de hielo» se fabrican al mismo tiempo y, si es necesario, pueden fabricarse nuevos cubitos de hielo cada dos horas gracias a nuestro rápido y automatizado «proceso de producción». Asimismo, la velocidad de fabricación de hielo puede aumentarse en casi un 50 % pulsando el SuperFrost button.

Y, antes de que se me olvide, ¡no todos los cubitos de hielo están hechos de hielo…! En nuestro mundo digital se puede encontrar de todo… incluyendo «cubitos de hielo digitales» que, naturalmente, también fabrica Liebherr. Puedes descargarlos en tu iPhone en cualquier momento y en cualquier lugar. ¡Y gratis, por supuesto!

Descarga la app gratuita aquí

¿Tienes alguna pregunta o comentario sobre este «post»? Puedes dialogar con nosotros a través de Facebook o utilizar la función de comentarios que aparece en la parte inferior del «post».

// Imprimir