Las flores no son sólo un ingrediente que se emplea en alta cocina. Tú también puedes utilizarlas en el día a día de tu cocina porque, además de decorar tus elaboraciones, aportan frescura y un extra de vitaminas, calcio y nutrientes a tu dieta. Aprovecha la llegada de la estación de las flores para incluirlas en tus platos.

 

flores-comestibles

 

Las flores se llevan utilizando en la gastronomía desde hace cientos de años. Eran un ingrediente habitual de la gastronomía andalusí, romana o hindú. Las ensaladas de malva eran uno de los platos predilectos de Carlo Magno y la flor de la rosa, el naranjo y el limón se utilizaban frecuentemente para condimentar los platos en Oriente Medio.

Sin embargo, debes tener en cuenta que no todas las flores son comestibles. Algunas puedes llegar a ser tóxicas, por lo que es muy importante saber qué flores estamos consumiendo.

Liebherr te trae una lista de flores comestibles con propiedades como vitaminas (A, B, C, D, B12…), proteínas, minerales y aminoácidos que favorecen nuestro organismo:

  • La flor de calabaza: Esta flor de color amarillo o anaranjado se pueden cocinar tanto rebozadas como fritas. Tienen un sabor dulce muy característico y su textura es muy suave. Es un ingrediente muy utilizado en la gastronomía mexicana y se puede cocinar rellena de carne o verdura o como relleno de croquetas o burritos.
  • Flor de albahaca: De color blanco o morado, esta flor presenta un sabor más suave que el de las hojas. Se utiliza para ensaladas y pastas.
  • Violeta: Del mismo color que su nombre, se puede utilizar tanto fresca como seca. Tiene un sabor dulce, perfumado y floral. Combina a la perfección con las endibias y también es perfecta para infusiones o repostería.
  • Capuchina: Puede ser de color amarillo, naranja o rojo. Esta flor tiene un sabor muy similar al del berro y los pétalos se utilizan para preparar ensaladas, legumbres, sopas y también con mantequilla.
  • Pensamiento: Esta flor puede ser de color blanco, amarillo, violeta o una combinación de los tres anteriores. Es rica en vitamina C y su sabor es suave. Se puede añadir como guarnición, en ensaladas, en dulces o escarchadas.

Da un toque de color a los platos mientras cuidas de los tuyos con este aporte extra de vitaminas y minerales. Puedes guardar tus flores comestibles en los cajones Biofresh de tu frigorífico Liebherr para conservar todas sus propiedades. Añádelas a tu lista de la compra aquí: http://www.innoflower.com/tienda-online/flores-frescas/

// Imprimir