La receta de hoy es la opción perfecta para un desayuno delicioso, saludable, ligero y rico en fibra. Se elabora con Emmer (trigo tetraploide), zanahorias, almendras, harina refinada, huevos o mantequilla, y nada de azúcar añadido. Las mermeladas de frutos rojos o de naranja son un acompañamiento ideal, aunque no hay que desmerecer un poco de mantequilla de almendras con unas rodajas de manzana o plátano. Ambas opciones garantizan un desayuno rico en proteínas con un alto nivel nutricional que te ayudará en tu día a día. Ni que decir tiene que sumergido en té o café con leche es delicioso.

Aviso: Este pastel vegano puede prepararse fácilmente con la ayuda de un robot de cocina.

Ingredientes para 4-6 personas

  • 275 g de harina integral Emmer
  • 6 g de bicarbonato sódico
  • 4 g de levadura sin gluten
  • 70 g de harina de almendras (o polvo de almendras)
  • 90 g de azúcar de caña entera o azúcar dulce de caña
  • Una pizca de sal
  • 80 g de aceite cacahuete
  • 80 g de agua
  • 45 g de mezcla de harinas sin gluten (harina de arroz, fécula de maíz y harina de tapioca)
  • 200 g de zanahorias lavadas, peladas y rayadas
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 naranja orgánica con la piel rallada

Preparación

1. Precalentar el horno a 170 ºC.

Forra el molde con papel para hornear (recomendable molde rectangular con longitud aproximada de 16 cm). Si utilizas un molde más grande, las cantidades se deberán duplicar proporcionalmente. En un bol tamiza la harina Emmer, el bicarbonato y la levadura y a continuación agrega la harina de almendras, el azúcar y la sal.

2. En otro cuenco vierte el aceite, el agua y la mezcla de harinas y agrega las zanahorias ralladas junto con la vainilla y la piel de naranja rallada.

3. Puedes realizar la mezcla de forma manual, usando una licuadora o colocando todos los ingredientes en un robot de cocina. Para la segunda opción, mezcla entre 30 y 60” hasta obtener una masa homogénea.

4. Vierte la masa resultante en el molde y distribúyela uniformemente  con la ayuda de una espátula. Coloca el molde en el centro del horno y hornea durante aproximadamente 50 minutos o hasta que la mezcla esté dorada. Con un palillo, verifica la consistencia del bizcocho antes de sacarlo del horno. Déjalo enfriar un poco, sácalo del molde hasta que se enfríe completamente antes de cubrir o decorar.

5. El pastel de zanahorias y almendras vegano se sirve a temperatura ambiente, junto con unas cucharadas de mermelada o fruta fresca. Puedes tomarlo como sustituto de galletas para acompañar tu capuchino o té, o incluso tostado y con un poco de mantequilla de almendras, grosellas rojas y manzanas.

Es recomendable cortar el pastel en rodajas de 1 cm de grossor. Este desayuno es tan saludable como delicioso, con un intenso sabor y energético que hará las delicias de la familia. También es genial como refrigerio para los más pequeños.

Buen provecho,

 

Fran.

// Imprimir