Llega la primavera y, con ella, la temporada perfecta para hacer picnic. Disfruta de tu día bajo el sol con esta receta fácil de Liebherr.

tortilla-sin-huevo

Esta tortilla de espárragos es la receta perfecta para primavera y apta tanto si sufres de intolerancias o si hay algún vegano en la familia ya que se elabora sin huevos. Es muy simple y solo te llevará unos minutos preparar esta deliciosa tortilla que es perfecta para esta época del año. Llena de proteínas y fibra y, servida con un poco de pan o con una ensalada de temporada como acompañamiento, es un almuerzo sabroso y equilibrado.

INGREDIENTES

Para 4-6 personas

  • Sartén: diámetro en torno a 25 cm
  • 120 g de harina de garbanzo
  • 260 ml de agua tibia
  • 300 g de espárragos (250 g de espárrago pelado)
  • 1 cucharada de aceite de oliva prensado en frío
  • 15 g de cebolla roja o cebolleta
  • ¼ a ½ cucharadita de sal (o sazone al gusto)
  • perejil o cilantro, para adornar
  • ensalada fresca de temporada como guarnición

No te desanimes si esta receta parece muy elaborada: esta tortilla de espárragos sin huevo es extremadamente fácil de hacer. Con solo unos minutos de preparación, tu plato estará listo. Es una alternativa rápida y sin complicaciones y se puede servir recién cocinada, ligeramente calentada o a temperatura ambiente.

 

PREPARACIÓN

 

  1. Tamiza la harina de garbanzo en un bol y agrega el agua tibia. Revuelve con un batidor hasta que se forme una fina pasta. Coloca la mezcla a un lado para que repose y, mientras tanto, céntrate en los espárragos. Nota: la mezcla se puede preparar con 2-3 horas de anticipación, o incluso la noche anterior y se guarda en la nevera.
  2. Lavar los espárragos y pelar la piel fibrosa del tallo. Reserva 4-5 espárragos enteros pelados para uso decorativo, si lo deseas. Coge los espárragos restantes y corta las yemas de los tallos más claros con un corte suave y limpio. Luego, retira los extremos leñosos de los tallos inferiores doblando suavemente el extremo de cada lanza hasta que se rompa de forma natural. Si el espárrago quiere doblarse en lugar de partirse, significa que has tratado de romperlo en el punto equivocado o demasiado cerca del final. Pica la sección media de los espárragos en trozos pequeños, y corta las yemas por la mitad a lo largo.
  3. Pela las cebollas rojas y córtalas en rodajas finas.
  4. Coloca el aceite de oliva, las cebollas en rodajas, las yemas del espárrago a la mitad y los tallos de espárragos picados en una sartén antiadherente caliente. Agrega la sal y cocina suavemente durante 3-5 minutos a fuego medio, hasta que los espárragos estén crujientes y sabrosos.
  5. Opcional (solo si se utilizan espárragos enteros para decorar): Cuece los espárragos durante 1 minuto en agua hirviendo. Cuélalos y enfríalos en agua fría. Seca suavemente los espárragos y colócalos en la sartén con los otros espárragos y cocínalos como se describe arriba. Tan pronto como los espárragos estén crujientes, retíralos del sartén y resérvalos.
  6. Vierte la masa delgada en la sartén antiadherente con las cebollas y los espárragos, mezcla uniformemente y cocínalo a fuego medio. Después de 1-2 minutos agrega los espárragos enteros, colocándolos con cuidado en la superficie.
  7. Cocina la tortilla durante 4-5 minutos hasta que la superficie se asiente, luego gírala con cuidado – usando una tapadera para ayudar – y cocina por otros 4-5 minutos para que ambos lados de la tortilla de garbanzo estén cocidos.

Sirve la tortilla recién salida de la sartén, o a temperatura ambiente, adornada con perejil o cilantro y acompañada de una ensalada de temporada. Cuidamos de tus alimentos para que tú disfrutes de los tuyos esta primavera.

// Print