El pasado 1 de marzo entró en vigor el nuevo etiquetado energético de los electrodomésticos, con el fin de adaptar la clasificación de eficiencia energética a los nuevos métodos de ensayo sobre el consumo de estos aparatos. Con las nuevas etiquetas, que vuelven a la escala de la A a la G, se espera que la información sea más clara y comprensible para el consumidor, y que éste perciba claramente cuál es la opción más eficiente.  

 

Desde hace años se percibía que con las etiquetas A+ la motivación a comprar electrodomésticos más eficientes era menor a la que había con la escala de la a la G. Con las nuevas etiquetas es más fácil diferenciar entre dispositivos eficientes e ineficientes. 

 

Las nuevas etiquetas energéticas no sólo cambian el nombre de la letra, sino que la nueva normativa también modifica el método de cálculo, por lo que no hay una correspondencia directa entre las etiquetas antiguas y las nuevas.  En la nueva etiqueta se han redefinido los límites de consumo para poder entrar dentro de una clase energética. “Debido a los nuevos procedimientos de medición y métodos de cálculo, los valores de la etiqueta anterior ya no son comparables con los nuevos valores”, explica Steffen Nagel, director general de ventas y marketing de Liebherr, marca líder a nivel mundial en la fabricación de frigoríficos y congeladores de alta gama. Y añade que “con el fin de crear espacio para futuras innovaciones en eficiencia energética, y para no agotar todo el espectro desde el principio, las clases altas A y B son extremadamente difíciles de lograr. Esto significa que los dispositivos A +++ anteriores tendrán en el futuro una etiqueta B, C o D, aunque consuman tan poca energía como antes”. 

 

Los frigoríficos de Liebherr, que siempre han destacado por ser especialmente eficientes energéticamente, han obtenido siempre buenas calificaciones, incluso con la nueva etiqueta energética. En este sentido, la nueva gama de integración de Liebherr, que estará disponible el mes que viene, reduce significativamente el consumo de energía de sus aparatos, ampliando así el liderazgo de la marca en términos de sostenibilidad y eficiencia energética ejemplar, no sólo por sus prestaciones sino también desde el punto de vista de transparencia comunicativa.  De esta forma, con el fin de proporcionar información sobre los cambios en el sistema de evaluación de la etiqueta energética de la UE, Liebherr ha desarrollado un concepto de comunicación uniforme. “Para nosotros era muy importante involucrar estrechamente a los minoristas en la comunicación. Por ello hemos elaborado una comunicación clara y completa para los distintos puntos de contacto”, explica Steffen Nagel. 

 

Aunque la nueva normativa energética es obligatoria desde el 1 de marzoLiebherr ha estado equipando sus electrodomésticos tanto con la etiqueta antigua como con la nueva desde el 1 de septiembre de 2020. “Nuestro objetivo era apoyar el comercio de la mejor manera posible durante este período de transición”, explica Nagel. 

 

 

Liebherr  

Liebherr es la marca líder a nivel mundial en la fabricación de frigoríficos y congeladores de primera calidad. El uso de materiales y componentes de la más alta calidad garantizan no solo un producto con eficacia incomparable, sino también un diseño excepcional. La marca es reconocida en el sector por su experiencia y dominio del frio, la excelencia de sus productos y la variedad de su gama, la más completa del mundo.  

Más información en www.liebherr.es. 

 

 

Frigicoll 

Frigicoll es la compañía distribuidora en exclusiva de Liebherr para España y Portugal. Esta empresa familiar española cuenta con más de 60 años de historia y es pionera en la introducción de soluciones tecnológicas de marcas líderes en los sectores de la climatización, el transporte refrigerado, la hostelería, la refrigeración para supermercados y los electrodomésticos.  www.frigicoll.com