Una cocina no es una cocina sin una nevera, pero ¿cuál es el mejor lugar para colocarla, y qué otros factores debes considerar a la hora de diseñar tu cocina? A continuación, hemos enumerado cinco aspectos relacionados con la eficiencia energética, la comodidad y la ergonomía que se deberían tener en cuenta en el momento de diseñar una cocina.

  1. Nunca se debe colocar la nevera justo al lado de una fuente de calor, como un horno o un radiador. La radiación constante de calor puede reducir la eficiencia energética del frigorífico y acortar su vida útil, ya que tendrá que ponerse a funcionar más a menudo.

Resulta lógico: prevé una zona para depositar los alimentos y preparar la comida

  1. Prevé un área para depositar/preparar los alimentos cerca del frigorífico. Esto acorta distancias e implica que puedes cerrar la puerta del frigorífico en cuanto hayas sacado los alimentos que vas a utilizar. También proporciona un espacio útil a la hora de depositar los distintos artículos cuando tienes que ordenar la compra.

Importante: asegúrate de que haya una ventilación adecuada.

  1. Un frigorífico necesita espacio suficiente para una ventilación adecuada, tanto por encima como por debajo. Sin una ventilación adecuada, se acumulará el aire caliente y el compresor funcionará de manera constante, lo cual afecta negativamente a la vida útil del aparato. Cuando estés diseñando tu cocina, te recomendamos que incluyas un espacio de ventilación de al menos 200 cm². Básicamente, cuanto mayor sea el espacio de ventilación, mayor será la eficiencia energética del aparato.
  2. Asegúrate de que tu frigorífico es lo suficientemente grande para tu núcleo familiar y que dispone de todas las zonas de temperatura necesarias (compartimento BioFresh). Al comprar un frigorífico nuevo, piensa en tus hábitos alimenticios (por ejemplo, ¿comes mucha fruta y verdura?) y en el número de personas que convivís bajo el mismo techo.

Capacidad del frigorífico: regla general

Hogares con una o dos personas: se requiere una capacidad neta de aproximadamente 70 a 100 litros

Hogares con tres o más personas: deben añadirse 40 a 50 litros adicionales por cada persona extra

Capacidad del congelador: regla general

Si almacenas una cantidad pequeña a mediana de alimentos congelados, te bastará con una capacidad neta de aproximadamente 50 a 80 litros. Si almacenas grandes cantidades de alimentos congelados por períodos más largos, deberás prever unos 130 litros por persona.

Si tienes alguna pregunta acerca de qué aparato es el más adecuado para ti, estaremos encantados de asesorarte.

  1. No olvides el aspecto ergonómico. Por ejemplo, te recomendamos que instales los aparatos con una altura igual o inferior a 122 cm por encima del nivel del suelo para evitar tener que estar agachándote constantemente.

¿Tienes alguna pregunta o comentario sobre este “post”? Escríbenos y compártelo con nosotros. Utiliza la función de comentarios que aparece debajo de este “post” o inicia/comparte una conversación con nosotros a través de Facebook.

// Imprimir