Durante el período navideño, los postres  llenan nuestras despensas y su olor reconfortante colma nuestros hogares. Pero, ¿qué vino elegirías para acompañarlos?

No es una tarea fácil elegir el vino adecuado para acompañar estas delicias repletas de azúcar, almendras, mantequilla, chocolate y especias! En este post te traemos algunos consejos que te permitirán elegir el vino correcto para armonizar tus postres

Tartas y postres a base de chocolate (tronco de Navidad y bombones)

Cuando hablamos de postres con chocolate y dependiendo del tipo de cacao o elaboración, tomarse un buen Pedro Ximénez puede ser una buena opción, siempre que el chocolate no sea demasiado dulce (podría resultar muy empalagoso). Si el postre es muy dulce, una buena mistela (negra) de Cariñena o incluso un Porto clásico, podrían ser un muy buen acompañamiento.

Pastas secas (turrón, mazapán, polvorones y mantecados)

Estas pastas, cuya elaboración es a base de frutos secos, maridarán magníficamente con un amontillado viejo debido a sus notas almendradas.  Para las que llevan pasas o higos secos, el moscatel es un fiel aliado.

En el caso del popular Pan de Cádiz, un vino de hielo será un éxito asegurado.

Roscón de Reyes y Panettone

Los postres con frutas naturales o confitadas, invitan a jugar con más opciones. Aquí podemos tomar un cava que por su carbónico, es un buen conductor de los sabores. Pero no necesariamente debe ser brut nature porqué sería demasiado seco. Dependiendo del dulzor del postre, podremos decantarnos por  un brut, extra brut o brut nature.

Un buen moscatel, dulce y perfumado,, también se puede maridar perfectamente con la fruta y aunque la sidra de manzana o de pera son menos utilizadas, también son excelentes conductoras de sabores.

Y, por último, no debemos olvidar mojar los barquillos en el cava. Son deliciosos.

Esperamos que esta publicación haya sido de tu agrado. Si conoces algún vino ideal para maridar estas fiestas Navidades, no dudes en contárnoslo. ¡Felices fiestas!

// Imprimir