Regla nº1 en la cocina: No complicar las cosas. Estos ocho trucos harán tu vida más fácil.

  1. ¿Tu mantequilla está demasiado dura cuando la sacas de la nevera? Calienta un vaso con agua en el microondas y déjalo reposar durante un minuto. Tira el agua y coloca la mantequilla bajo el vaso. ¡Dejará de estar dura en un momento!
  2. Cocina tu pescado fresco sobre una cama de rodajas de limón. Esto no sólo evitará que se pegue a la sartén, sino que además le aportará sabor.
  3. Si quieres que tus bolsas de ensalada duren mucho más tiempo, coloca las hojas de lechuga en un recipiente hermético envuelto en papel de cocina. Este absorberá el exceso de agua y tu ensalada permanecerá crujiente.
  4. Los huevos se mantienen frescos alrededor de 15 días en el frigorífico. ¿Quieres que se conserven durante más tiempo? Un frigorífico Liebherr Biofresh mantiene los huevos frescos alrededor de 45 días. Hay un truco muy sencillo para saber si los huevos aún se pueden consumir: Sólo hay que colocar un huevo crudo dentro de un bol con agua fría.
  • ¿El huevo cae al fondo del bol y se mantiene ahí? Está todavía fresco y listo para cocinar.
  • Si el huevo se hunde pero la punta señala hacia la parte de arriba del bol, el huevo tiene entre 2-3 semanas pero todavía es completamente seguro su consumo.
  • ¿El huevo flota? Es hora de tirarlo, no se puede consumir.
  1. Evita que los plátanos maduren demasiado pronto y se vuelvan marrones. Sepáralos del frutero y, utilizando papel film, sella al vacío el tallo de cada plátano. Nunca guardes los plátanos en el frigorífico. Las bajas temperaturas evitan que maduren adecuadamente.
  2. Coloca una manzana entre tus patatas para evitar que salgan brotes. ¿Aun así le han salido? Puedes consumir las patatas pero primero se deben cortar bien los brotes y el área que los rodea: contienen solanina, un veneno que se encuentra en las solanáceas.
  3. Descongela la comida en el frigorífico. Esto ayudará a no perder calidad mientras ahorras energía. La alta temperatura del producto congelado ayuda a que el frigorífico trabaje menos.
  4. ¿Quieres guardar cerezas en el congelador? ¡Es fácil! Asegúrate de que el congelador esté lo más frío posible. Así, la fruta se congelará más rápido, manteniendo su sabor y propiedades. Coloca las cerezas separadas en una bandeja para que no se toquen entre sí. Después de unas horas, se congelarán y podrás guardarlas en el recipiente hermético que quieras. Se conservarán durante meses.

Se puede bajar la temperatura de tu congelador manualmente pero el compartimento del congelador de tu Liebherr viene con SuperFrost. Activa esta función poco antes de empezar a colocar las cerezas en la bandeja. SuperFrost elevará rápida y temporalmente la temperatura de tu congelador a -32º C. ¡No te preocupes por tener que ajustar la temperatura de nuevo! SuperFrost se desactiva automáticamente después de unas pocas horas.

// Imprimir