Halloween es una fiesta tradicional heredada de las celebraciones de origen celta que se celebra el 31 de Octubre, principalmente en países anglosajones. Sin embargo, los símbolos de esta fiesta son ya conocidos en todo el mundo. Hoy te mostraremos como vaciar y decorar tu propia calabaza de Halloween.

1. Con la ayuda de un cuchillo afilado, corta la parte superior de la calabaza siguiendo una circunferencia o cualquier forma creativa que se te ocurra. Es importante que el corte sea en ángulo para evitar que la tapa se nos cuele en el interior. La abertura debe ser grande para permitirte quitar la pulpa con facilidad.

 

2. Con la ayuda de una cuchara saca la pulpa y las semillas. Puedes tostar las semillas y utilizarlas como decoración en platos y ensaladas. Con la pulpa puedes hacer sopas, cremas, bizcochos o incluso mermelada.

 

 

3. Dibuja el contorno de los ojos, la nariz y la boca, y corta estas partes con un cuchillo bien afilado (puedes buscar diseños originales en Internet).

 

4. Intenta aplanar la base de la calabaza para colocar la vela. Encenderla y poner la tapa.

¡Ya ves qué fácil es!

¡Atención! Sigue las normas de seguridad. No coloques la vela cerca de objetos inflamables.

// Imprimir