Tan pronto como empieza el frío, aumentan los brotes de gripe y resfriados. ¿Qué puedes hacer para resistir mejor a estos virus? En el artículo de hoy, conoceremos los alimentos de temporada ricos en vitaminas que te pueden ayudar a mantenerte sano.

Seguramente ya has experimentado lo siguiente: llegas a la oficina y todos tus compañeros de trabajo están estornudando y tosiendo. Suena una alarma: es hora de actuar y fortalecer tu sistema inmunológico con los alimentos adecuados. Ciertas frutas y verduras pueden ayudarte a mantenerte saludable activando tu metabolismo, dándote un impulso vitamínico o incluso calmando tus nervios. Aquí está nuestra lista de alimentos de temporada que siempre deben estar en tu lista de la compra durante los días más fríos:

 

Salsifí

El salsifí es una verdura originaria del área mediterránea del sur de Europa que, históricamente, se cultivaba en las comarcas de Girona. Se trata de una raíz alargada, marrón por fuera, de textura agradable y blanda, así como con un sabor delicado y exquisito.

El salsifí contiene pocas calorías y muchas vitaminas y minerales nutritivos, por lo que es uno de los mejores vegetales para mantenerte sano durante el invierno. Esta verdura se prepara pelándola e hirviéndola en agua. El salsifí se come tradicionalmente con salsa holandesa y con jamón, pero cocinado también se puede servir en una ensalada o como guarnición. Conservado en el refrigerador se mantiene hasta 55 días frescos y con la tecnología BioFresh de Liebherr hasta 110 días.

 

Coles

Las coles de Bruselas son otro ejemplo de verduras de temporada llenas de vitaminas, incluidas las vitaminas C, E y K, y los minerales de manganeso y zinc. Los brotes deben prepararse quitando las hojas exteriores, cortando los tallos y lavándolos en agua salada. El tiempo de cocción ideal para las coles es de 5-7 minutos y se pueden servir como guarnición para la carne o el pescado, dependiendo de tu gusto. ¡También son deliciosos en combinación con repollo rojo! Las coles de Bruselas permanecen frescas en el refrigerador por hasta 11 días y en un compartimento Biofresh hasta 20 días.

 

Canónigos

Los canónigos son un clásico. Las sabrosas hojas están repletas de vitaminas, hierro, flúor y también aceites esenciales, que tienen un efecto calmante sobre el estómago. Dado que la tierra y la suciedad pueden permanecer entre las hojas de los canónigos, se deben lavar bien antes de comerlos. Los canónigos se pueden comer solos o en combinación con otras lechugas y deben guardarse en el refrigerador para mantenerlos frescos. En un compartimento Biofresh de Liebherr se mantendrán frescos hasta por 19 días.

 

Remolacha roja

Aunque la remolacha está disponible todo el año, todavía se considera una típica hortaliza de invierno. Ofrece importantes nutrientes como hierro y ácido fólico y su colorante natural, la betanina, a veces se usa para colorear otros alimentos. Cuando las remolachas rojas se conservan en el refrigerador, permanecen frescas hasta por 6 días. Con Biofresh de Liebherr duran hasta 18 días.

 

Manzanas

   

El dicho de «Una manzana al día mantiene al médico en la lejanía» no es un mito. Ricas en minerales y vitaminas esenciales, las manzanas te protegen contra enfermedades cardiovasculares y fortalecen el sistema inmunológico. Aunque las manzanas están disponibles todo el año, se vuelven populares especialmente en el invierno. En un refrigerador común puede almacenar manzanas hasta 50 días y en un compartimento Biofresh de Liebherr hasta 80 días.

Por supuesto, durante los períodos más fríos del año, no solo nos mantendremos saludables a través de una dieta sana y equilibrada. El ejercicio regular, el aire fresco, el sueño adecuado y el lavado regular de las manos son tan importantes para una buena salud como las vitaminas y una dieta nutritiva. Como siempre, lo mejor es disfrutar de todo con moderación y asegurarte de que todo tu cuerpo esté bien protegido, para que no puedas resfriarte fácilmente.

// Imprimir